En la siguiente captura podemos ver un par de nuevos cambios: primero, los ítems equipables “mágicos” y que sueltan los enemigos dejan de tener un color sólido en aras de representar su calidad. Ahora la muestran con un efecto acorde al estilo del juego. Como también se puede observar, las mismas miniaturas (aunque aún sin textura) también han sufrido un cambio considerable en su modelo, pues representan la forma final “dropeable”. Es decir, el primer modelo personalizado, y que seguiría al de por defecto.

El otro cambio remarcable es, sin duda, la nave. Tal y como ya se hizo cuando se mostraron los hitos y las paredes, queremos de nuevo compartir lo mismo pero con la nave antes de ser texturizada. Esta será que usaremos por defecto al empezar una partida en Spacefields, y con la cual iniciaremos nuestra aventura por este endemoniado universo.

Esta entrada también está disponible en / This entry is also available in: Inglés